Despedidas de Soltero Valencia

Despedidas de solteros con Karting

Restaurante despedidas de solteras

Despedidas de solteras en spa

Somos un grupo de amigas (algunas veces nueve y otras veces once) que acostumbramos a tomar café y a hablar de nuestras cosas. Un día, Enriqueta, una chica muy maja y divertida, nos dio la noticia que se casaba. Me explico. Era una chica divorciada y se casaba en segundas nupcias. Magnifico. La felicitamos, le preguntamos todo de todo y cosas así. Buenos, ya os lo podéis imaginar. Las restantes chicas, una vez hubo terminado aquella reunión, nos empezamos a llamar por el móvil como locas. No teníamos ninguna duda: había que prepararle una buena y original despedida de soltera.

La primera vez que nos reunimos solo nos pusimos de acuerdo en una cosa: a nuestros muy bien llevados cuarenta años, ya no teníamos edad de ir dando vueltas por la ciudad, cogiendo metros, autobuses, taxis (y menos aún coger el coche particular). Además, el restaurante al que deseábamos llevarla a cenar, quedaba lejísimos de nuestro bar de copas favorito, y no digamos de la discoteca de moda que habíamos elegido. Entonces empezaron a rondar las ideas de siempre: claudicar de un sitio para asistir a otro. Ninguna de nosotras tenía ya edad para ir cogiendo el transporte público vestidas de fantoches y con un vibrador fluorescente. Para nuestra amiga Enriqueta deseábamos una despedida de soltera divertida y diferente. Visto que de ninguna forma nos íbamos a poner de acuerdo, y menos en que algunas dejaran de beber para que fueran las conductoras de las otras, decidimos echar un vistazo en Internet. Nosotras no seríamos las únicas en no tener ni idea de cómo hacer una buena despedida de soltera.

Encontramos ciertos lugares donde organizaban dichos eventos, pero digamos que no nos entusiasmaron mucho. Siempre había algún problema que no sabían o no podían resolver.

Despedidas de solteros en barco Valencia

Todo problema que surgía lo resolvían y se amoldaban perfectamente a tus deseos. Eso era lo que queríamos, encontrar a gente perfectamente profesional que nos diese una solución a todas nuestras dudas. Al final elegimos hacer la despedida de soltera en un mismo lugar: el restaurante. Lo dejamos todo en manos de los profesionales que nos hicieron una magnífica despedida de soltera para nuestra amiga Enriqueta. Nos organizaron una gran cena, con una magnífica comida y una puesta en escena elegantísima, con un vino excelente.

El copeo lo hicimos en el mismo lugar, ya que armaron una barra libre para que nos pudiéramos mover a nuestras anchas. Y luego un magnífico y delirante shows en el que no faltaron enanitos, chistes, y unos chicos amabilísimos que lentamente se fueron sacando la ropa. ¡Hasta se hicieron fotos con nosotras! No fue para nada el típico show que todas conocemos, sino que fue un espectáculo muy elegante. Por supuesto nuestra amiga Enriqueta no olvidará nunca su despedida de soltera. Todo salió maravillosamente bien. Un dato muy importante: todo nos salió más económico de lo que pensábamos en un principio. Gracias por todo y por ayudarnos a que nuestra amiga fuese tan feliz.

Un día vimos el link restaurante de despedidas de soltero y soltera, y como nos quedaba cerca, llamamos y nos presentamos. Desde el primer momento todas percibimos que aquello era otra cosa. No sé, algunas veces tienes un pálpito. Contamos todo lo que deseábamos para la despedida de soltera de nuestra amiga. Nos escucharon atentamente, vaya, que nos hacían caso. No como en los otros sitios que parecía que oyeran llover.

Usamos cookies para estadísticas y mejorar la experiencia de usuario. Si continuas navegando estas aceptando la Política de Cookies | Ocultar